viernes, 23 de junio de 2017

Cultura Inquieta 2017, pistoletazo de salida. Revolver. Crónica: David Gómez Pizarro




Ayer arrancó otra edición del festival por excelencia Cultura Inquieta. Los encargados del pistoletazo de salida eran unos clásicos del panorama estatal como son Revolver y otra banda llamada Última Experiencia con un bagaje menos alargado en la línea de tiempo pero con una clase e intensidad que a continuación desgranamos.

Cultura Inquieta tiene una virtud y es que en sus carteles siempre hay cabida a bandas consagradas, pero su secreto radica en lo desconocido en lo sorprendente, en esas bandas que huelen a bar, sótano o sala de conciertos pequeña y que destilan calidad por todos sus poros. Ayer se demostró con la  banda madrileña Última Experiencia. Nunca os perdáis al “telonero” y más si detrás del evento esta Cultura Inquieta.
Última Experiencia formada por Miguel Ángel Ariza, guitarra y voz, José Alberto Solís al bajo y Carlos Lahoz a la batería. A título personal me encantan las bandas con tres miembros me parece el sonido más crudo y no existe ni trampa ni cartón, del corazón al instrumento y eso refleja sobre el escenario y más si la banda se mueve por el grandioso mundo del rock and roll, que es el paraje el que trotan elegantemente por los madrileños. Sonidos de los 60 y 70 con estilo personal pero sin olvidar de donde han mamado, haciendo claros sonidos del más puro Hendix y los más elegantes Zeppelin. 45 minutos de actuación llena de decibelios e intensidad y una cosa muy importante actitud y ganas de comerse las tablas, cuesta mucho ver a gente tocar sonriendo y disfrutando y eso se transmite. Muchas gracias Última Experiencia por los maravillosos conciertos de ayer.

Revolver la banda liderada por Carlos Goñi lleva 30 años en la carretera y eso se tiene que notar, nunca fui devoto de esta banda, nunca me transmitieron ni me llegaron con una canción de las que sonaban por los medios pero tampoco nunca los había degustado en directo. A la guitarra y voz Carlos Goñi rodeado de bajo, batería y teclado. Sonido elegante y definido, característico de la banda. No me gustaron, no me dijeron nada, pero Revolver tiene un público fiel y definido que disfrutó de todos los temas de principio a fin del concierto, 2 horas de recital con temas muy coreados y muy aplaudidos. Me llena de gozo ver a la gente cantar, ver a la gente vibrar y sobre todo ver el poder mágico e infinito que tiene la música. La música es un ente mágico y grande que está aquí para que nosotros disfrutemos de este camino cada vez más complicado. Gracias a Revolver por hacer que la gente sonría, que la gente cante y se olvide por unos instantes de cualquier mal acuciante. Gracias a Cultura Inquieta por la organización, por la apuesta y por ser Culturalmente Inquieto.
Gracias David. Abrazos inquietos.

lunes, 5 de junio de 2017

LICHIS:DÍA 4 DE JUNIO NOS PRESENTÓ SU VUELO ELEGANTE DE "MARIPOSAS" SEGUNDO DISCO EN SOLITARIO: EL ROCK COMO TERAPIA FAMILIAR. SE PRODUJO UN HERVIDERO DE EMOCIONES EN LA LATINA

Estas humildes palabras van dedicadas a Noemi y Julene, dos grandes mujeres.

LICHIS EL DIOS DEL ROCK: TERREMOTO DE EMOCIONES PARA TODA LA FAMILIA, EN EL TEATRO LA LATINA.

NOS OFRECIÓ UN REPERTORIO SOBREHUMANO DIGNO DE ENMARCAR



Catalán, con vena castiza, sangre andaluza y elegancia castellana.Y trajeado con estilo de la tela escocesa.
Un elegante artista del mundo, sembrando emociones y haciendo canciones de alta costura musical.
Resido en Toledo.
Me levanté el 4 de junio para ir a ver a Lichis a las 5:00h. Volví a Toledo y cuando me acosté eran las 5:00.
Mereció la pena, vine con un baño emocional y una serenidad en el alma, como quien ve un milagro
No era la única, desde multitud de sitios de España: Barcelona, Sevilla, Valladolid... como si de una peregrinación se tratara íbamos a ver a nuestro Chamán y nunca defrauda. Nos brindó un bolo del copón. Gran afluencia de un público respetuoso y ávido de ver al artista, la complicidad fue brutal.
Tendría que inventar un nuevo vocabulario para expresarte los sentimientos que viví ayer en el Teatro de Latina , pero diga lo que diga primará una palabra: SOBREHUMANO.
Es el mejor concierto que he sentido y visto en mi vida. Fue un rito mágico que crearon el cuarteto de lujo, ( Alex Olmedo, Dani Ortín, Dani Patillas y el Puto Amo.
Primó lo sobrenatural. Un baño de respeto y una complicidad brutal entre artista y público.
La comodidad con la que se sintió el artista y nos transmitió ese arte puro de casa: Lichis. Hizo el amor a todas y cada una de las canciones que llevaba en el repertorio con una ternura desmedida.
Salió airoso con las preguntas y ocurrencias "incómodas" y divertidas de los niñ@s.
DEMOSTRÓ QUE ES EL MEJOR ARTISTA VIVO, ESTÁ ÉL Y LUEGO EL RESTO.
LLEVA UN REPERTORIO PARA ENMARCAR. Está en el mejor momento artístico de su vida.

Repertorio: "Modo Avión" "Mariposas" y canciones de la cabra:
 "Valientes",  "Felicidad",  "Gracias por Nada" y "Antihéroe". 
GRACIAS POR SER PARIDOR Y REPARTIDOR DE ARTE, EN UN MUNDO QUE LO QUE PRIMA ES EL DESASTRE.
Una vez más su solidaridad a favor de la Custodia Compartida de la mano de "Valientes".
También tuvo sus palabras de apoyo para los enfermos de ELA.
La magia era tan grande que más que de momentos de fotos, de flash era de corazón y retina
 Me daba cosa romper el misterio.
Si pasa Lichis por tú ciudad no dudes en acudir a sus conciertos, no es un consejo ni una recomendación es un bien para tú salud.

viernes, 12 de mayo de 2017

VIÑA ROCK 2017- Una crónica pasada por agua." La lluvia no ahogó la música"

VIÑA ROCK 2017-




Aslánticos. 


El Kanka


Obús
Def con dos

Toy Dolls


Gigatron
Desakato

Las reporteras de "A toda fusión" Elenita y Sara.

Gracias Viti
Un año más, el pueblo albaceteño de Villarrobledo, ha dado acogida durante el último fin de semana de abril a uno de los eventos musicales más consolidados del panorama nacional, el Viña Rock 2017.
Este ya mítico festival, ha celebrado su vigésimo segunda edición con una cifra de asistencia de más de 200.000 personas, a pesar del frio y la lluvia, que no faltaron ninguno de los tres días.
Por los siete escenarios han pasado más de 130 grupos, que también tuvieron que luchar en algunas ocasiones con las condiciones climáticas, pero que cumplieron con su labor sin tener que lamentar ninguna cancelación.
Esta es nuestra crónica por días y escenarios:

JUEVES 27 FIESTA BIENVENIDA
Arranca el festival con la habitual fiesta de bienvenida, que este año se ha celebrado en la parte superior del recinto de conciertos, en lugar de en la zona de acampada como venía haciéndose en años anteriores.
Hacia las 20 horas, Viña Rock empieza a sonar.
Se abre la lata del sonido con dos bandas andaluzas que hicieron moverse a un recién llegado público  con muchas muchas ganas de bailar y que iba creciendo por momentos. En primer lugar, los sevillanos Los News con un sonido rocanrolero potente al más puro estilo años 70 y un cantante (y guitarra), Quentin Gas, dispuesto a darlo todo saltando y bailando entre la gente. En segundo lugar, los granaínos Sonido Vegetal con su fusión de estilos y su música pegadiza, nos hicieron movernos al ritmo de temas como "Carromato punk", "Maribel" o "Tiempos de volar"
Y si de andaluces iba la cosa, Capitán Cobarde tomo el relevo en una noche cada vez mas fría, pero con el mejor de los ambientes festivaleros como estufa. El sevillano Alberto Romero y su banda presentaron al público viñarockero su nuevo disco, "Carretera vieja", que vio la luz en febrero de este mismo año, y lo hicieron alternando canciones nuevas como "El buen villano" y "Aire" con clásicos como "El Pisito" y "La Primavera".
Llegó el turno de Riot Propaganda, de vuelta a los escenarios con la gira presentación de su último trabajo "Agenda Oculta". Un recinto abarrotado, que se quedaba casi pequeño para todos los asistentes, recibió a la banda del crimen con toda la fuerza que caracteriza sus directos. Y es que este grupo de rap/rock político, fruto de la fusión de Los Chikos del Maíz y Habeas Corpus, sale siempre al escenario con una energía impresionante y con muchas ganas de reivindicar, y por supuesto, eso se contagia. A los pocos minutos de salir, el público ya gritaba fuera de sí con su clásico "Riot Propaganda", y con temas como "Agenda oculta", "Cambiarlo todo" y "La Huelga" acabaron de sacar toda la rabia de los presentes. Los Riot cerraron el concierto, considerado por muchos como uno de los mejores del festival, con "El miedo va a cambiar de bando".
Y seguimos entrando en calor a ritmo de ska de la mano de The Locos, que entraron en escena con su "Paletovision" y con su versión del conocido "Don´t worry, be happy", haciéndonos presentir que sería un gran concierto. La banda, con el gran Pipi (Ska-P) a la cabeza, nos mostró uno de sus temas nuevos, "La Realidad", incluidos en su último EP "Todos distintos, todos iguales" y terminó con su himno "Resistiré".
Los encargados poner fin a la fiesta de bienvenida, fueron los Serial Kilerz. Los que todavía tenían ganas de marcha, pudieron darlo todo con este peculiar dúo, formado por un DJ y un batería, que son pura potencia en el escenario.


VIERNES 28
La primera jornada de cartel oficial nos dio los buenos días con un cielo nublado que no auguraba nada bueno, mientras miles de viñarockeros seguían llegando y montando sus tiendas. Las previsiones se cumplieron y la lluvia llegó para acompañarnos, en mayor o menor medida, durante todo el día.
En los dos escenarios principales, Negrita y Poliakov, se dio el pistoletazo de salida sobra las 17:00 con Mez-K, uno de los dos grupos ganadores del concurso de bandas promovido por el festival en los meses previos, que a pesar del mal tiempo y del todavía reducido público, defendió con nota su debut en el Viña. Continuaron los Mama Ladilla con sus desternillantes letras, cargadas de ese negro y escatológico humor que tanto nos gusta, dejándonos temas tan indispensables como "Primavera", "Ataca" o "Naces, creces, te jodes y mueres", además de la míticas "Chanquete ha muerto" y "Mi nave mix".
Iratxo y Sinkope fueron los siguientes. Los primeros, con la banda al completo y embarcados en su Gira 10º Aniversario, se empaparon mientras nos cantaban "No es la primera vez", "Mi trigal" o "El aire que da la vida". Los segundos, ya veteranos en este escenario, pero con las mismas ganas o más que la primera vez, tocaron temas como "Tirano de rama" o "Encanutao" y pusieron el punto de rock más clásico.
Llegó el turno de Che Sudaka y la lluvia no daba tregua, pero no fue ningún impedimento para que el escenario se llenara de público ansioso por disfrutar de su música. Se arrancaron con su "Viendo tu vida al pasar", para regalarnos después temas como "Serás feliz", "Silence Raval", "Yo quiero más" o "La risa es bonita". Sin duda, un concierto cargado de buen rollo y una gran banda que, tras 15 años de carrera, nos sigue encantando ver en directo.
Con la caída de la noche, y con un recinto cada vez mas lleno, saltaron al escenario los Lendakaris Muertos con su "Drogopropulsado" y su "Cerveza sin alcohol". Con este inicio, y como era de esperar, el público se vino arriba hasta el punto de tener que reforzarse las vallas delanteras, para evitar cualquier problema. Continuaron al son de "El último txakurra", "Cómeme la franja de Gaza" o "Detector de gilipolleces", entre otras. Un repertorio inmejorable, que culminaron con sus conocidas "Centro comercial" y "Oso Panda".
Miguel Campello trajo el aire flamenco mientras nos regalaba temas como "Poeta de la Furgoneta" o  "Agua, pan, amor y vino", incluidos en su último trabajo, que se llama igual que ésta última. Miguel, que no paró de bailar y de colaborar con la percusión, intercaló con clásicos de sus primeros discos en solitario e incluso nos recordó, con "Locura" o "De los malos", su etapa anterior como El Bicho.
El lleno absoluto del viernes en el escenario Poliakov fue, como no, para Boikot, que reunió de nuevo a jóvenes y no tan jóvenes cantando a gritos y bailando sin parar. Abrieron con su último single, "Jarama", banda sonora de un cortometraje dirigido por Alberto Pla, que lleva el mismo título y que fue presentado por la mañana en la Casa de la Cultura de Villarrobledo. Después "Inés", "Naita na", "Korsakov", "Hasta siempre comandante" y su cover de Piperrak, "Kualkier día".  Para broche final, dejaron "Amaneció" o "Juntos tu y yo".
Los Canteca de Macao fueron los siguientes en pisar las tablas, por octava vez consecutiva y parece ser que la última, ya que el grupo está en mitad de de su gira de despedida "El último trago".
Cierran esta etapa con un lema "Nosotros nos vamos, la música se queda", y para dar buena cuenta de ello, arrancaron con el ritmo acelerado de "La Rabia" y "No Llores" y nos dejaron recuperar el aliento con "Así es la vida" o "Pal sur" para volver a la carga una vez más."Que pasa" y "Alternativa libertaria" fueron los temas elegidos para finiquitar.
Cerca de las 03:00 llegaron unos veteranos del ska, Banda Bassotti, que volvían a Villarrobledo después de fallar en las dos últimas ediciones. Los italianos nos brindaron un concierto potente, repleto de clásicos como "Bella ciao", "Luna rossa" y "Figli Della Stessa Rabbia". Por supuesto, la grada respondió con todas sus ganas y se vivió un gran ambiente durante toda la actuación.

Mientras tanto, por el escenario Villarrobledo habían pasado ya los Azero, el segundo de los grupos ganadores del concurso de bandas, y los Vita Imana, que triunfaron en la presentación de su último disco "El M4L", que había sido publicado días antes. Les siguieron los Inconscientes con Iñaki "Uoho" Antón y compañía, que hicieron bailar al público al ritmo de "Otra realidad" o "Arden las sábanas" y de otros clásicos como las míticas "Voy a acabar borracho" y "Hay poco rock and roll" de Platero.
A las 22:45 tuvimos una cita con, sin duda, el grupo referente del punk/oi estatal, Non Servium. El grupo mostoleño saltó al escenario con su actitud de 12 sobre las tablas y su rabia incontenible que te llega dentro y te recuerda que la música es lucha. Sin duda ellos son el espíritu del Oi, un grupo que lo pone todo en directo y que gusta ver, que tiene sus fieles que nunca le abandonan y que siempre responde a las expectativas que genera. Este año además su concierto coincidía con otras propuestas fuertes de otros escenarios y, aún así, hubo lleno para verlos.
Y por último, Mago de Oz demostró que su estilo único e inconfundible no caduca por más tiempo que pase, o por muchos cambios que sufra la formación de la banda. Siguen conservando intacta su esencia y no defraudaron a su público.

Por los escenarios Cabo de Plata y Viña Grow, desfilaron grupos de los que no pudimos disfrutar, por coincidencia de horarios, como Mediterranean Roots, Ganjahr Family & Atlantic Force Band, Elphomega, Emeterians & Forward Ever Band, Ajax y Prok, Mellow Mood o Suite Soprano... Imposible cubrir todo, pero habrá mas ocasiones.
Hacia las 00:00 llegó uno de los esperados de la noche, Green Valley, invadiendo el escenario con su energía positiva y arrasando con un lleno absoluto. Deleitaron al personal con "El regalo de vivir" o "Alas rotas", con la colaboración en el escenario de Rapsusklei. Ander Valverde, vocalista del grupo, se despidió hablando de su bebé, al que conocería en cuestión de horas ya que estaba llegando a la vida en ese mismo momento, y le dedicó una espectacular "Si no te tengo" alumbrado por las luces de la grada. Un gran momento que puso la guinda a su actuación.
Seguidamente pudimos ver el concierto del 20 aniversario del legendario disco "Hecho es Simple", de la banda barcelonesa 7 Notas 7 Colores, pioneros y referentes en el hip hop español. Òliver, o el más conocido como Mucho Muchacho, salto al escenario a darlo todo ante la tremenda expectación generada por este directo. El tiempo no acompañaba, pero sí el sonido, y DJ Vadim en el plástico fue disparando clásico tras clásico para deleite de la grada. La chulería del combo catalán impregnó el ambiente y dieron un bolo más que aceptable.
Como cierre del escenario Grow, pudimos ver al británico General Levy, un clásico del raggamufin internacional, un veterano de guerra, sobre el escenario. Su concierto fue en formato soundsystem, no trajo músicos en esta ocasión y el directo fue un repaso por su discografía, algo que esperamos se renueve próximamente, ya que lleva 6 años sin editar nuevo trabajo.
Casi a las 4 de la mañana le llego el turno al niño de la selva, el habilidoso liricista del barrio de La Magdalena, más conocido como Rapsusklei. En esta ocasión, el maño, acompañado por el genial Dj Tillo y el habilidoso percusionista vocal Pulmon Beatbox, dio cierre al escenario cabo de plata, ante una buena multitud, demostrando que Rapsus sigue siendo un artista con una gran aceptación dentro del género.

Por el Smoking, el más pequeño de los escenarios, vimos pasar a Unammed, Exceso, Funkiwis, Itaca Band, con un lleno que rebasaba con creces los límites de la zona, Atupa y Ebri Knight.

La noche terminó con la habitual banda tributo, que en este caso fue Fitipaldis Band con sus versiones del actual grupo de Adolfo Cabrales “Fito”.



SABADO 29
El sábado amaneció lloviendo, siguiendo la misma línea de la noche anterior. En esta ocasión, entramos un poco más tarde a la zona de conciertos porque el cansancio acusaba, después de dos intensos días. El cartel había arrancado con el cantautor Antílopez en el escenario Negrita, con los vascos Gatibu en el Villarrobledo, con Arce en Cabo de Plata y con la banda local Cortijo Rock en el Smocking.

Aprovechamos un claro entre las nubes para acercarnos al escenario Poliakov y disfrutar de Kaos Urbano. Igual que el día anterior con Non Servium, los Kaos nos movieron al ritmo el punk/oi más autentico. Son un referente del género, y uno de esos pocos grupos que nunca defrauda, por eso pase el tiempo que pase, nunca caminan solos. Enérgico directo para comenzar la tarde y ponernos las pilas.
Sobre las 18:00, El Kanka salió al escenario Negrita con la mayor de sus sonrisas. El cantautor malagueño, que debutó en Viña Rock en la edición anterior, se mostró más que agradecido ante la gran afluencia de público. Aferrado a su guitarra, y bien rodeado de su gente, empezó a hacernos disfrutar con temas como "Llámame fino", "Pudo pasar" o "Lo mal que estoy y lo poco que me quejo". A mitad de concierto, lanzó un agradecimiento a la madre naturaleza por el ratito de sol, pero sus palabras fueron como infalible danza de la lluvia. En pocos minutos estábamos bajo el chaparrón, pero con el mismo buen rollo, o más. Continúo con un gran repertorio como "A Desobedecer", "Ante la duda", "Que bello es vivir" o la conocidísima "Canela en Rama".
En la misma zona de escenarios principales, tocó después la  banda valenciana Los de Marras, que nos mostraron un adelanto del nuevo trabajo que publicarán en este mismo año, y el sevillano Poncho K, con su rock con toques flamencos.
Con la noche, y en forma de terapia contra el frío y la lluvia, llegó El Último que Zierre, todo un clásico de este festival. Celebrando su 30 aniversario, intercalaron temas de su último disco "Cuchillas", con imprescindibles como "Tus bragas", "Tu me vicias", "Soldadito Español" o "A cara de perro". Mucho público y mucho movimiento bajo un auténtico diluvio.
Con los Txarango siguió la alegría y el buen rollo de todos. Los catalanes salieron con ganas de comerse el festival y el público, que pisaba ya enormes charcos de agua, respondió como se merecían. Lo dieron todo al ritmo de temas como "Vola", "Arriba la Nit", "Volveremos", "En caravana" o "Una lluna a l’aigua", incluida en su último disco "El Cor de la Terra".
Y del tirón, los esperados Talco. Con un pequeño receso en la lluvia, pudimos disfrutar de la banda italiana, que se siente más que cómoda en nuestro país. Enérgicos al máximo, se metieron al público en el bolsillo con sus imparables ritmos. Sonaron joyas como "A la patchanga", "Dalla pallida miro", "El sombra", "St. Pauli", "La Torre" o su versión de "Bella Ciao", entre otras.
Russkaja fueron los siguientes. Este grupo, formado en Viena, ofreció un impresionante directo invadiendo a los presentes con su mezcla de ska, punk, polka y música tradicional. "Energía" o “Psycho Traktor” son algunas muestras de lo que nos dejaron.
Los encargados de cerrar el escenario Poliakov fueron los sevillanos Narco. Con su característico y rotundo sonido, y con un Vikingo MD dispuesto a terminar la actuación flotando sobre la marea de gente, que previamente se había dejado la piel con "Son ellos", "Chispazo", "Kolikotron", "Puta policía" o "Tu dios de madera".

Dentro del escenario Villarrobledo, que no pudimos visitar mucho en esta jornada, tuvimos las actuaciones de Bocanada, presentando su nuevo disco “Libres”, Avalanch con su metal progresivo, y Obús, con un veterano Fortu a la cabeza, cuya fuerza y ganas superan a la de cualquier veinteañero.

En la zona superior, Viña Grow y Cabo de Plata, se alternaron al micrófono varios grupos con mucha pegada. Primero les tocó el turno a los catalanes Lágrimas de Sangre, en medio de la promoción de su reciente disco “Viridarquia”, que tuvo una gran acogida, al igual que en todas las ciudades que están visitando. La zona Grow, llena hasta la bandera, vivió un momento mágico cuando el sol iluminó el escenario justo cuando se disponían a tocar “Cuando salga el sol”.
Posteriormente llegaron los Sons of Aguirre, llenando el escenario con sus parodias y sus letras satíricas contra el capitalismo, la corrupción o la explotación laboral, entre otras. Este grupo de rap político, formado en 2015 por David (Mc Endesa) y Victor (WillyLet), se está abriendo hueco poco a poco en los mejores carteles nacionales, gracias a temas como “Amor ideológico imposible”, “Ajo infuso” o “Explotando”.
A continuación fue el turno de Irie Souljah, un barcelonés afincado en Jamaica que está triunfando a nivel internacional con su reggae, Nikone, Little Pepe, y La Mala Rodriguez,  que volvió al escenario de rap después de tocar en los escenarios principales en pasadas ediciones. La Mala, irreverente como siempre, hizo una entrada triunfal bajo la lluvia con “Quien manda” y se metió al público en el bolsillo. Terminó su espectáculo subiendo a varias mujeres a bailar con ella sobre las tablas y, una vez más, dejó claro que esto del rap no es sólo cosa de hombres. Chapeau.
Le siguieron Asian Dub Foundation, Iván Nieto, Auxili y, como postre en la zona rap, Duo Kie. Los madrileños se subieron al escenario para ofrecernos su último concierto, después de anunciar su separación definitiva a principios de este mismo año, y para ello hicieron un gran repaso de los 20 años de carrera que llevan a sus espaldas. Sonaron clásicos como “Nosotros lo hicimos”, “Quien se apunta” o "Las de perder".

Por el Smoking pasaron los Búhos, que llegaban desde Tarragona para debutar en este festival con su rock tropical; los mañicos Sick Brains, que también se estrenaban en estos escenarios tras casi 27 años de trayectoria musical; Alademoska, con su remezcla de rock, rumba, reggae y ska, y los catalanes La Señora Tomasa, poniendo el toque electro-mestizo. Para terminar, Killus invadió con su fuerza metalera y una puesta en escena más que impresionante.

El tributo del sábado llegó de la mano de The Buzz Lovers y sus grandes canciones homenaje a los míticos Nirvana.


DOMINGO 30

La última jornada comenzó dándonos esperanza, con un cielo algo más despejado, pero para nada podemos decir que disfrutáramos de un buen tiempo. El implacable frio manchego nos acompañó todo el día y durante la tarde también llovió, pero comparado con los días anteriores, fueron cuatro gotas.

Comenzamos el día en la zona inferior, Negrita y Poliakov, como ya es habitual. Por allí habían pasado ya El Vega Life y Mala Reputación, siendo Los Aslándticos los siguientes en salir a la palestra.
Los cordobeses hicieron lo propio, llenando el escenario de ritmos pegadizos y mensajes positivos para disfrute del público. A pesar de la temprana hora y la incipiente lluvia, éramos muchos los congregados para ello. Bailamos al ritmo de “Que trata de Andalucía”, “De momento” o la recientemente relanzada “Mi primer día”.
Llegó el turno de Desakato, este año con mejor horario que en las dos ediciones anteriores. El grupo asturiano saltó al escenario con una energía imparable, como ya es costumbre en ellos. Nos hicieron saltar, gritar y levantar el puño al son de “Animales hambrientos”, “Trompetes de xerico”, “Octubres rotos” o “Cuando salga el sol”, en la que Pepo salto al público para ponerse en pie mientras le sujetaba la masa. Para el tema “Fueu y solombres” contaron con la colaboración de sus paisanos, los Mala Reputación, habían actuado allí mismo momentos antes.
Amparo Soler fue la siguiente, celebrando el 20 aniversario de su disco "El Poder de Machín". Estamos hablando, por supuesto, de Amparanoia. La de Jaén rememoró este magnífico primer disco con clásicos como "Hacer dinero", "Buen rollito" o "Que te den", y también presentó su nuevo single "El coro de mi gente".
Sin tiempo que perder, cogimos un buen sitio para ver a los británicos The Toy Dolls, unos de los más esperados de la noche. El mítico Michael Algar "Olga" y compañía siempre vienen cargados de energía para derrochar en el escenario. Literalmente no pararon.  La veterana banda inglesa hizo un repaso de toda su trayectoria musical, desde "Nelly the elephant" o  "Glenda and The Test Tube Babycon " a "Decca´s drinking dilema", pasando por "Harry Cross", "Dougy Giro" o "She goes to Finos".
Y llegó el momento del lleno absoluto de La Pegatina. Según ha confirmado la organización, la actuación con más público de toda la edición. El grupo de Montcada dio el pistoletazo de salida con su habitual confeti y su "Curandero", que nos puso en modo on de golpe. Le siguieron grandes temas como "Olivia", "Como explicarte", "Gat Rumberu", "Alosque" y la que no podía faltar... "Mari Carmen".
A las 00:00, Soziedad Alkoholika entró en acción. Tras dos años sin pisar estos escenarios, los S.A. volvieron a casa y lo hicieron por todo lo alto. Presentaron algunas novedades incluidas en su nuevo disco "Sistema Antisocial", para desplegar después todas sus armas en forma de clásicos del calibre de "Ratas", "Cuando nada vale nada", "No kiero participar", "Pauso Bat", "Motxalo" o "Piedra contra tijera".
Aspencat fueron los siguientes. Los valencianos hicieron alarde de su estilo propio, combinado de sonidos electrónicos con ska y reggae, y nos pusieron a todos a saltar con su cañero directo. Algunas de las canciones elegidas para la ocasión fueron "Serem un cicló", "Batega la ciutat", "Som moviment" o “Quan caminàvem”.
Los siempre bien recibidos Def Con Dos, que entraron a última hora en el cartel sustituyendo a la Pulkería, cerraron el Poliakov.
Y en el Negrita, los encargados de clausurar la noche fueron Los Manolos, que tanto habían dado que hablar tras su confirmación en el cartel. Un rollo totalmente diferente, si, pero nos hicieron bailar a todos al ritmo de auténticas perlas como "All my loving", "El Gitano Antón" o la mitiquísima "Amigos para siempre". Así que...que nos quiten lo bailao'

Por su parte, en Cabo de Plata y Viña Grow, se vivió una última tarde que empezó con Hard GZ y Dactah Chando, para seguir después con Foyone. El de málaga completó un show mas que potente, repasando su disco "La Jaula de Oro" y sus ya clásicos "Rapsincorte". El momento álgido llegó cuando salieron al escenario Hard GZ y Ayax y Prok, para marcarse una doble colaboración con ellos.
Sr. Wilson, Mc Melodee y La Puta Opepé fueron los siguientes. Los baleares son un grupo mítico, y pionero en el estilo raggamufin en España. Uniformados con sus ropas de camuflaje, el comando de las islas saltó al escenario con la formación al completo y un setlist compuesto por todos los éxitos que les han llevado donde están. "Don Simón", "Batalla de Cazalla" o "Escupe la flema" son algunos ejemplos.
El rap continuó de la mano de Kase O, al que solo pudimos ver un rato por el solapamiento con La Pegatina. Muchos fuimos los que intentamos salir corriendo para llegar a ver al zaragozano, rimando ahora en solitario. Repasó algunos temas de su último disco "El Círculo", como "Esto no para"; rememoró "Cantando", haciendo lo propio a dúo con el público y contó con las colaboraciones de So Hai y Xhelazz, con los que cantó "Viejos Ciegos".
Tras el final de Javier Ibarra, en el Grow teníamos una cita con Toots Hibbert y su legendaria banda los Maytals. Momentazo místico con un viaje al Kingston de los 60, con una de las bandas referencia, e historia viva del reggae mundial. Maravilloso ver las ganas y la energía que sigue teniendo Toots, a sus 71 años, y como sigue siendo capaz de transmitir su música. Esos ritmos tan ska, tan jamaicanos, tan bailables.... que te hacen sentir un placer absoluto escuchándolos. Sin duda, una leyenda viva.
Hablando en Plata vino después, acompañado de DJ Darko en los controles, Capaz Fernandez , Rayka y El Sicario en los micrófonos. Reventaron la zona de rap con un directo limpio, con beats oscuros y ritmos potentes, rap puro a la antigua usanza, de los que quedan pocos.
Para terminar en el Viña Grow, el madrileño Fyahbwoy & Forward Ever Band, y para poner el broche final en el Cabo de Plata, el último grupo que saltó al escenario fueron los ingleses Foreign Beggars, ya conocedores de la potencia del Viña Rock, pues no era su primer concierto en el festi. Prepararon un setlist de lo mas movido que generó numerosos pogos. La mezcla de los rapeos frenéticos y los beats electrónicos con tintes de dubstep, con graves muy potentes y presentes, hizo que el público disfrutase de lo lindo.

Por el Villarrobledo pasaron grupos de la talla de Mafalda, que debutaba en el cartel oficial del Viña Rock; Gigatrón, que como siempre reunió a sus más fieles seguidores, con los más distinguidos atuendos para la ocasión, el cantautor Leo Jiménez, Hora Zulú o Sober.

El tributo de cierre definitivo corrió por cuenta de Pedrá y, como no podía ser de otra manera, reunió a todo el público que quedaba dentro del recinto para cantar al son de las mejores versiones de Extremoduro. Un maravilloso momento que nos sirvió para decir adiós a un gran Viña Rock, hasta el año que viene.




Crónica: Elenita Mendoza
Reportera Gráfica: Sara Díaz
Colaborador Especial: Viti Nosabefingir (Mil gracias)



CRONICA ESCENARIO DUB CORNER VIÑA ROCK 2017
VIERNES 28:
La carpa empezó por todo lo alto, el soundsystem de los barceloneses Green light, comenzó a rugir tres horas antes de las 21h, que era la hora oficial de apertura. Ante la amenaza de lluvia, abrieron antes la carpa, GRACIAS MIL GRACIAS, sin duda todo el público agradecimos este detalle, que se prolongó a todos los dias del festival. DETALLAZO.
Nos gustaría destacar el buen hacer por parte de la organización de Viña Rock, el incluir en su programación un espacio para la música dub, y hacerlo en las mejores condiciones. Se ha mejorado mucho este espacio, ya que el año pasado había un pequeño corner, que superó todas las expectativas, quedándose muy pequeño para la afluencia que tuvo. La organización tomó nota y este año se habilitó una carpa más grande en la que los organizadores del International dub gathering,( Sin duda el festival por excelencia de musica dub en España) pudieron desplegar toda su magia con su soundsystem construido de manera artesanal.
En la noche del viernes pudimos disfrutar de Badalonians, para abrir la carpa con dos sets potentes que calentaron el ambiente antes y después del primer directo, que correspondió al grupo navarro Iseo y Dodosound, el grupo revelación este año a nivel nacional, formado por la preciosa voz de Iseo y el buen hacer de Dodosound en los controles, sujetos por su cuarteto de viento, sin duda una puesta en escena limpia potente y cuidada, este año es su año y además de Viña, IDG, Y Rototom, sin duda los 3 festivales más grandes de España, saltan a Europa y van a compartir cartel con la plana mayor del reggae dub internacional desde estas líneas la mayor de las suertes para ellos, BIG UP!!!
Tras ellos destacar a los increíbles Dub Files, acompañados de los italianos Mellow mood y el increíble Paolo Baldini, sin duda uno de los mejores ingenieros de sonido del momento, increíble doblete de los italianos en el escenario reggae y de seguido en la carpa dub, realizando una exhibición de versatilidad y dominio de la m�música jamaicana en dos de sus vertientes como el reggae roots, y el dub.
Para cerrar pudimos ver a uno de los productores más en forma del panorama Chalart 58 junto a Matah y unos tunes finales a cargo del selektor de green light Daddy Sevy.


SABADO 29:
El sábado se produjo un Meeting, es decir, un encuentro de sound system entre los organizadores green light y los sevillanos Dubstoned. La carpa se lleno de torres de altavoces por cada rincón y cada uno de los grupos exprimió al máximo cada uno de sus sounds, dandole un brillo y una magia especial a la noche del Sabado. La lluvia torrencial hizo, si cabe, que mas gente se sumara al encuentro, abarrotando la carpa y generando un ambientazo. Además lo bonito de estas meeting es la cantidad de gente que acaba juntándose en el control, destacar el cierre de Mackie Banton con green light, que nos hizo despegar y saltar de lo lindo.


DOMINGO 30:
Sin duda, el remate final, para la carpa de dub, el domingo pudimos disfrutar de un line up de lo mas completito, abrieron Raggatack, y les siguieron los vascos Antxon Sagardui y Novato, para dar paso al plato fuerte de la noche. El grandisimo Aba shanti, desde Reino Unido, con mas de 30 años girando por el planeta, sin duda una auténtica institución del género, completó un set de dos horas tan emocionante que el propio sevy de green light reconoció en el micrófono que esta, tras la ocasión en Toulousse, había sido la vez que mejor había visto sonar su sound system en manos de otro operador. La verdad que fue un set increíble. Para cerrar el Viña Dub, Green light estuvo acompañado por segunda noche consecutiva de Mackie Banton y del genial Sr.Wilson, que anteriormente había tocado con los Island Defenders en el Viña Grow bajo el diluvio, y como ya hicieran los italianos de Mellow Mood, también hizo doblete. Mención especial para el cierre con el sobrecogedor hit de "Gente de Barrio" con el que todo el mundo se sintió identificado y puso el colofón perfecto del festival.


CRONICA: Viti Nosabefingir


viernes, 5 de mayo de 2017

Gustavo Biosca:"Hay menos libertad y mucho paletismo español. Nos creemos europeos y no llegamos ni a la altura de las rodillas a los argelinos".